Qué tendencias hay en big data en salud

La gran cantidad de datos que manejamos hoy en día, en plena era digital, convierte a la información en un activo muy importante para cualquier empresa. El big data en salud, por ejemplo, está revolucionando el sector gracias a todos los beneficios que proporciona y que permiten una atención mucho más ágil y económica, garantizando que el paciente reciba una atención de mayor calidad. Aquí os explicamos qué tendencias hay en big data en salud.

Implementar buenos proyectos de comunicación y gestión de información en hospitales y centros sanitarios es muy relevante para mejorar la atención médica y el bienestar de los pacientes.

Qué es el big data en los sistemas de salud

El big data aplicado a la sanidad hace referencia a la gestión eficiente de la gran cantidad de datos que se generan desde distintas fuentes y registros electrónicos en las empresas del sector. El big data proporciona un sistema para capturar, almacenar, organizar, analizar y distribuir toda esta información de forma inteligente, con el fin de extraer conocimientos útiles de los datos.

El big data se integra con otras tecnologías como la inteligencia artificial (para el análisis inteligente de los datos), internet de las cosas (información proporcionada por dispositivos médicos IoT) y la realidad virtual y aumentada (para mejorar la investigación e intervenciones a distancia).

Qué tendencias hay en big data en salud

Cuáles son los beneficios del big data en el sector salud

Cada vez son más los centros médicos y hospitalarios que apuestan por el big data y que ayudan a mejorar el acceso a sus datos sanitarios para que así toda esta información pueda impulsar las investigaciones, los diagnósticos, el desarrollo de fármacos, etc. Veamos cuáles son las principales ventajas de la implantación del big data en los sistemas de salud.

Mejorar los diagnósticos

Con la analítica rápida y precisa de todo el volumen de información médica disponible hoy en día, los profesionales de la medicina pueden tomar mejores decisiones a la hora de diagnosticar a sus pacientes.

Gracias a la aplicación del big data, se realizan diagnósticos más rápidos y precisos que permiten aplicar el tratamiento adecuado de forma más eficiente.

Prevención de enfermedades

El big data permite identificar patrones y tendencias lo que, aplicado en zonas geográficas, o en grupos poblacionales, facilita la identificación de riesgos de enfermedades, virus, y otras situaciones nocivas para la salud.

Gracias al análisis de historiales clínicos, genéticos y hábitos, se pueden aplicar campañas personalizadas para evitar enfermedades, contagios y otras situaciones de riesgo.

Desarrollo de nuevos medicamentos

Las vacunas contra el covid es un claro ejemplo de la gran ventaja de procesar de forma inteligente grandes volúmenes de datos. Gracias al big data, el desarrollo de medicamentos ha acortado sus tiempos de forma notable, además de incrementar el nivel de eficiencia de los mismos.

Reducción de costes

El factor económico es fundamental para las empresas del sector salud, donde los gastos e inversiones son realmente altos (equipos, personal, tecnología, servicios…). El big data es la llave para la eficiencia del sector, ayudando a reducir tiempos, identificar procesos más eficientes y realizar un uso óptimo de los recursos disponibles.

Claves del big data en salud

El éxito de la aplicación de análisis masivo de datos en salud se debe a una serie de aspectos fundamentales, entre los que podemos destacar:

  • Anticiparse a las necesidades de los pacientes y profesionales del sector para ofrecerles servicios, dispositivos y herramientas adecuadas.
  • Potenciar el análisis predictivo para poder actuar antes y conseguir mejores resultados.
  • Personalizar el trato al paciente para conseguir que su experiencia sea mucho más confortable.

Top tendencias en salud digital

La tecnología tiene un gran impacto en la salud digital, pues incide en aspectos muy importantes como la atención al paciente, la investigación y el desarrollo, el control de costes y, en general, la mejora de la calidad de vida de las personas. Las principales tendencias del sector sanitario en materia tecnológica son:

Realidad virtual

La realidad virtual y la realidad aumentada son nuevas tecnologías que han avanzado de forma notable durante la última década. Hoy en día se utilizan en el sector salud en distintos ámbitos, como en la formación de médicos y enfermeros, en la investigación y desarrollo de nuevos medicamentos y equipos médicos, o incluso en intervenciones quirúrgicas.

Con esta tecnología, los profesionales y los pacientes pueden manejar objetos virtuales, realizar diversas tareas o interactuar con otras personas en un entorno virtual (ideal para la atención médica a distancia, por ejemplo).

Inteligencia artificial

La inteligencia artificial emplea sofisticados algoritmos matemáticos para conseguir que una máquina, ordenador o dispositivo pueda tener un comportamiento propio de las personas. La IA en salud permite mejorar la analítica de datos sanitarios y de imágenes médicas (radiografías, resonancias, ecografías…), con lo que se obtienen informes en menos tiempo y con un mayor grado de precisión.

Soluciones de automonitoreo

Los wearables son soluciones de automonitoreo que puede llevar el paciente en su día a día y que sirven para controlar sus constantes vitales y otros parámetros importantes para su salud.

Estos dispositivos ayudan a que las personas puedan controlar su salud y tomar mejores decisiones desde que se detecta algún parámetro que no esté dentro de los valores ideales (por ejemplo, para medir el nivel de azúcar en sangre de pacientes diabéticos).

Robótica

La robótica es una de las tecnologías que mayor impacto está teniendo en el sector salud. Tanto en el desarrollo de fármacos (acelerando procesos y evitando riesgos y errores) como en complejas cirugías, la robótica forma ya parte imprescindible en la sanidad.

Además, los robots empiezan también a realizar otras tareas importantes como desinfección y limpieza, apoyo en la atención al paciente o reducción de la exposición de los profesionales sanitarios a virus, bacterias, etc.

El futuro del big data en salud es prometedor al ser una tecnología que permite alcanzar grandes mejoras a distintos niveles. La gran cantidad de información que se maneja en el sector sanitario hace del big data una solución ideal para poder mejorar la atención al paciente y los diagnósticos, además de otros beneficios relacionados con los costes y el desarrollo de medicamentos.

Desde Advantecnia, ponemos a tu disposición diversas soluciones para la mejora de los sistemas hospitalarios. Puedes ponerte en contacto con nosotros para solicitar más información sobre nuestros productos y servicios.

Últimos posts
Comparte
Compartir en facebook
Compartir en whatsapp
Compartir en linkedin
Compartir en twitter