Seguridad Hospitalaria: en qué consiste

Las empresas del sector sanitario deben implementar los protocolos y medidas necesarias para garantizar la seguridad de sus trabajadores y pacientes, eliminando los riesgos de accidentes asociados a su actividad diaria. La seguridad hospitalaria es un tema prioritario para el sector y debe garantizar el funcionamiento de este tipo de instituciones o empresas en un entorno de máxima protección y confort.

Las empresas del sector invierten en sistemas de automatización y seguridad en el hospital para minimizar y eliminar los riesgos potenciales, apostando por la tecnología como herramienta para conseguirlo.

Qué es la seguridad hospitalaria

La seguridad hospitalaria es un concepto que define la condición que garantiza la seguridad y protección de los trabajadores, pacientes, infraestructuras, equipos y visitantes de un hospital o centro sanitario. La seguridad en este tipo de centros persigue minimizar los riesgos a los que se exponen en las prácticas diarias personas e infraestructuras, creando un entorno seguro donde se puedan realizar las prácticas médicas y sanitarias para curar y mejorar la salud de los pacientes.

En un hospital hay numerosas amenazas que pueden producir situaciones de riesgo para la salud y el estado físico de los pacientes, como pueden ser incendios, accesos no autorizados a zonas potencialmente peligrosas (zona de rayos, radiación, almacén de medicamentos y drogas, tanques de gases…), etc.

La seguridad hospitalaria debe contar con los medios, sistemas, políticas y herramientas necesarias para hacer frente a todos esos riesgos, de forma que eleve el nivel de protección para que profesionales, pacientes y visitas puedan estar seguros.

Seguridad Hospitalaria

Características de la seguridad hospitalaria

La seguridad hospitalaria se sostiene en varias características básicas que recogen todos los riesgos relacionados con su actividad, tanto a nivel interno, como a nivel externo.

Seguridad con relación a la violencia

El tránsito existente en un hospital, donde hay una afluencia constante de personas, genera situaciones de riesgo de violencia que deben ser tenidas en cuenta para tomar las medidas necesarias para evitarlas.

Por ejemplo, es habitual que en las zonas de urgencias sucedan situaciones de máxima tensión que puedan generar altercados violentos, al acudir personas heridas o con agresiones sufridas. La concurrencia de personas que han tenido conflictos es habitual en este tipo de servicios, por lo que es necesario disponer de un buen sistema de control de accesos y de seguridad para evitar que se generen situaciones tensas o incluso violentas en el entorno hospitalario.

También es necesario disponer de un sistema de acción y reacción adecuado ante posibles incidentes entre pacientes y sanitarios o visitantes para poder actuar de forma inmediata y reducir las posibilidades de que estas situaciones lleguen a producirse.

Seguridad de los pacientes

El principal objetivo de un hospital es el de curar a los pacientes, por lo que su seguridad debe ser prioritaria en todo momento.

La seguridad del paciente es uno de los pilares dentro de un sistema de seguridad hospitalaria que cuenta con políticas y mecanismos especiales para garantizar su protección.

Gestión ante posibles desastres y emergencias

Esta característica de la seguridad hospitalaria hace referencia a la protección de los sistemas, equipos, infraestructuras y personas cuando se producen situaciones graves o desastres como pueden ser un incendio, una inundación, un corte del suministro eléctrico y similares.

Ante este tipo de situaciones, el hospital debe contar con los medios necesarios para continuar su actividad bajo un entorno de seguridad para los pacientes y trabajadores, garantizando que la actividad del día a día del centro no se vea afectada.

Esta parte de la seguridad hospitalaria es extremadamente importante porque, ante este tipo de situaciones, las tareas propias de un hospital pueden verse interrumpidas (cirugías, tratamientos radiológicos, pruebas…).

Cómo mejorar la seguridad en un hospital

Son muchas las medidas de seguridad que deben tomar este tipo de centros sanitarios para implementar un buen sistema de control y seguridad. Algunos de los puntos clave para conseguirlo son:

  • Control de accesos. Los accesos al hospital son uno de los puntos críticos con relación a la seguridad, por lo que es necesario implementar un sistema moderno y adecuado para poder gestionar todas las entradas al mismo, desde las puertas de acceso principales, pasando por parkings y zonas comunes, hasta entradas anexas para personal o servicios especiales.
  • Arquitectura del hospital. Para adecuar los servicios y facilitar el movimiento del personal por el centro hospitalario. Los hospitales pueden ser básicamente de arquitectura horizontal o vertical y necesitan distintos sistemas para garantizar un tráfico fluido, seguro y eficiente del personal, visitas y pacientes.
  • Control de aforo. En muchas zonas del hospital concurren un elevado número de personas como pueden ser las consultas externas, urgencias, zonas de analíticas o en los horarios de visitas a pacientes. Un buen control de aforos es necesario para minimizar los riesgos de la afluencia de personas.
  • Sistemas de videovigilancia y alertas. Este tipo de sistemas permiten tener un control total de todo lo que sucede en el hospital, lo que sirve como herramienta fundamental para mejorar el trabajo del equipo de seguridad, como elemento disuasorio para posibles hurtos o comportamientos inadecuados, o como prueba judicial ante hechos delictivos o ilegales.
  • Gestión de productos peligrosos. En un hospital se manejan productos y residuos que son peligrosos para la salud y que deben ser gestionados de forma eficiente (limitando su acceso y con una buena trazabilidad).
  • Infraestructuras. En un hospital hay muchos equipos, estructuras y materiales que son vitales para su funcionamiento y deben ser protegidos de forma adecuada.
  • Datos. En un centro hospitalario se manejan grandes volúmenes de información, la mayoría de ella relacionada con datos sensibles de los pacientes. Contar con un buen sistema de protección y seguridad de la información es una prioridad para este tipo de centros.

Hemos visto qué es la seguridad hospitalaria y sus principales características, un asunto de máxima importancia para cualquier centro sanitario en la actualidad.  Contar con un buen sistema y personal de seguridad, contar con un buen protocolo de seguridad y comunicarlo al personal e implementar elementos técnicos que automaticen la seguridad (sensores, software, sistemas de control de acceso), son algunas de las medidas óptimas para conseguir un alto nivel de seguridad y protección en este tipo de centros.

Últimos posts
Comparte
Compartir en facebook
Compartir en whatsapp
Compartir en linkedin
Compartir en twitter