Software para la salud

Muchos recordamos al médico usando una agenda con el fin de anotar nuestra próxima visita o rellenando a mano una receta que nadie entendía, algo que por suerte es cosa del pasado gracias al software para la salud.

La digitalización ha llegado a las clínicas médicas, de manera que ahora las tareas de gestión son mucho más sencillas para los doctores, que se valen de las nuevas tecnologías con el fin de dar un mejor servicio a sus pacientes.

Sistemas de gestión de citas

Comenzando por lo más sencillo en software para la salud, se puede desterrar la agenda gracias a los programas que gestionan las citas, que es el primer paso de la digitalización de muchas clínicas.

Aquí, se van asignando a los pacientes los huecos que quedan libres de un horario previamente configurado, y se puede dar aviso de las próximas citas por diferentes medios como un SMS, un correo electrónico o mensajería instantánea.

En el software de salud más avanzado, del tipo de los que usan los sistemas públicos, los propios pacientes pueden elegir qué día y a qué hora quieren su cita.

Gestión de los turnos de espera

Los sistemas de turnos de espera han variado con el tiempo. Hasta no hace tanto, el propio médico o una enfermera nombraba de viva voz o a través de un micrófono a los pacientes, pero eso ahora ya no se puede hacer.

Debido a las leyes de protección de datos, hay que emplear un sistema en el que se da un número al paciente y se muestra en una pantalla cuándo tiene que pasar a la consulta y el número de esta.

Con el fin de que el sistema de gestión de turnos funcione, al entrar el paciente acude a una máquina en la que pasa un código de barras o un QR, el cual hace que el sistema consulte la gestión de citas para ver si ese es el día correcto.

Si lo es, lo pone en espera, por lo que con el paso de los minutos su número aparece en una gran pantalla, la cual le anuncia que el facultativo lo está esperando.

Datos seguros en la nube

Cualquier médico maneja una cantidad de datos enorme de sus pacientes, estos son los más delicados de una persona, los que deben estar siempre más protegidos.

Un software de gestión médica ayuda mucho con esto, pues en la clínica en realidad no guardan nada, sino que todo lo hace el propio programa en su nube, en donde garantiza la integridad de los datos y que no habrá ninguna brecha.

Esto quita muchos quebraderos de cabeza a las clínicas, que se evitan las inversiones en hardware y en seguridad, teniendo la certeza de que los datos de sus pacientes están seguros y a salvo de miradas indiscretas.

Software para la salud

Ayuda en la gestión de cobros de pacientes y aseguradoras

En la medicina privada los pacientes tienen que hacer frente a las facturas y siempre puede haber algún retraso en los pagos, de manera que los programas gestionan estos problemas de forma automática.

Gracias a ellos, no es necesario que el personal de la clínica repase los pagos de los pacientes, de modo que si alguno se retrasa es el mismo software el que se lo recuerda con el fin de que se ponga al día cuanto antes.

También sirven a la hora de integrarse con las aseguradoras, pues es muy normal que los pacientes de estas clínicas tengan contratados planes de salud, así que será el seguro el que pague las consultas, las pruebas o una parte de ellas.

Posibilitan la videoconsulta

La videoconsulta era un recurso que ya se estaba usando antes del COVID, pero que a raíz de la pandemia se convirtió en imprescindible, de manera que ahora muchos médicos la utilizan.

De hecho, hay dolencias que se pueden tratar así, sin necesidad de que el paciente se desplace. Además, tipo de programas posibilitan la gestión de datos, por lo tanto, todos los datos generados en la consulta se quedan en el mismo sitio.

Por supuesto, la privacidad y la seguridad están garantizadas, aunque aquí lo importante es el registro de estas consultas, quedando todo integrado en el expediente del enfermo.

Se pueden consultar los datos del paciente

Quizá, la parte más relevante de este software es aquella que se suele llamar EMR, y que es el sistema que recoge la historia clínica del enfermo, que en este caso se sube a la nube y puede ser consultada por cualquiera con autorización, como los doctores o los enfermeros.

Los buenos EMR posibilitan el acceso tanto a los galenos privados como a los del sistema público de salud, pues un paciente puede usar ambos indistintamente, y en los dos deben tener acceso a todo su historial con el fin de tomar la mejor decisión sobre su salud.

Eliminan los errores en la prescripción de medicamentos

Gracias a la existencia de los sistemas de prescripción se han descartado los errores, que no eran infrecuentes cuando los farmacéuticos no entendían qué había puesto el médico en las recetas.

Ahora, ambos están en contacto y pueden saber qué medicamentos se han recetado, cuándo los ha retirado el paciente, si es posible cambiarlo por otro cuando no hay existencias y se garantiza que la dosis es la adecuada.

Las dosis y el periodo en el que el enfermo está tomando sus medicamentos son muy importantes, tanto con el fin de que se recupere como a la hora de evitar las adicciones que pueden producir algunas medicinas.

Desde que el software para la salud entro en las clínicas, la forma en la que los médicos trabajan ha cambiado y ahora es mucho más ágil y segura. Contacta con nosotros si necesitas alguna de estas soluciones para tu centro médico, con las cuales llevarás la relación con tus pacientes a otro nivel.

Últimos posts
Comparte
Compartir en facebook
Compartir en whatsapp
Compartir en linkedin
Compartir en twitter